mormon.org Global
Lindsy Morrison: maestra, playa, Cristo, fe, reciencasada, americana, Mormón.

Hola soy Lindsy Morrison

Acerca de mí

Soy de California y me encanta este hermoso mundo. Hay tanta belleza que Dios creó para nosotros y sobre todo me encanta la playa y el océano. Es divertido ir a la playa y pasarlo bien en el sol. Me gusta nadar y pasar mucho tiempo con mi esposo dulce Brett Morrison. Recientemente nos casamos en julio de 2012 y actualmente asistimos a BYU-Idaho juntos. Voy a ser maestra de la escuela primaria, una vez que termine mis estudios este semestre de otoño. Me encanta que mis estudiantes sean ejemplos para mí por su amor y bondad. También me encanta la música y cómo trae el Espíritu Santo a mi familia. Me encanta cantar y siempre me siento más cerca a Nuestro Padre Celestial por la canción. También me gusta mucho prestar servicio. Me alegra sentir el amor de Dios para otras personas y ayudarles cuando lo necesiten.

Por qué soy mormón(a)

Soy mormona porque amo a mi Salvador Jesucristo. Ser mormona me ayuda a acercarme a él al vivir en esta tierra como lo hizo. En ninguna manera soy perfecta, pero trato de seguir a Jesucristo lo major que pueda. He visto grandes bendiciones en mi vida de ser un miembro de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos días. Una de las mayores bendiciones que he recibido es mi familia. Mi familia se ha unido y hecho más feliz porque sabe que la familia volverá a juntarse para siempre con nuestro Padre Celestial. Me hace tan feliz de saber que mi esposo y yo hemos comenzado nuestra propia familia eterna casándonos en el templo de Newport Beach. Estamos muy agradecidos por el evangelio de Jesucristo para ayudarnos y guiarnos y por nuestra familia para que podamos todos seguir a Jesucristo juntos.

La manera en que vivo mi fe

¡Me encantan las Escrituras muchísimo! Estos son regalos preciosos que me ayudan a vivir mi fe. Si no tuviera las Escrituras, la vida sería imposible para mí. Me encanta cómo recibo respuestas a mis oraciones al leerlas. Es como si Dios habla conmigo a través de estos libros sagrados. También vivo mi fe al vivir como vive el Salvador. Él es siempre paciente y desea ayudarnos a todos. Intento poner otros en primer lugar, para que sea yo más como él.