mormon.org Global
Pablito ("Paul"): estudiante, BYU, idiomas, políglota, Mormón.

Hola soy Pablito ("Paul")

Acerca de mí

Nací en el estado de Utah, en Salt Lake City, Estados Unidos pero cuando era joven nos mudamos muchas veces y por eso he vivido en varios estados: Utah, Virginia, el esatdo de Washington, Pensilvania, Misurí, California, Oklahoma, y otra vez en el estado de Washington. Desde que tomé una clase de introducción al español en el octavo grado, me han fascinado los idiomas. En la secundaria, tuve cuatro años de español, dos de francés, y uno de alemán mi último año de la secundaria. Después de empezar mis estudios universitarios en la Universidad de Brigham Young (BYU), he tomado varias clases de español (el cual es mi carrera), alemán, y también japonés. Después de graduarme, me gustaría conseguir empleo como maestro de lenguas, pero no sólo maestro de español, sino maestro de varios idiomas distintos. En cuanto a lo que me interesa, me gusta muchísimo mirar películas de cualquier género, jugar a los juegos de video, hacer deportes (tales como el básquetbol, el voleibol, y el frisbee), y mirar anime (los dibujos animados de japón).

Por qué soy mormón(a)

Aunque me crié miembro de la Iglesia, eso no es la razón por la cual soy mormón. Soy mormón porque tengo un testimonio profundo de la veracidad de los principios y doctrinas que se enseñan en la Iglesia, la cual testifico que es el Reino de los Cielos en la tierra, restaurado en los últimos días por medio del profeta José Smith, el cual también fue el instrumento en las manos de Dios para traer a luz al registro de los habitantes antiguos de las Américas, el cual lleva el nombre de ·El Libro de Mormón: Otro testamento de Jesucristo." Testifico que el Libro de Mormón contiene la plenitud del evangelio sempiterno de Jesucristo. Sé que Dios vive y que es nuestro benevolente Padre Celestial que nos ama más de lo que podemos comprender. Sé también que Jesús es el Cristo, el Cordero de Dios, el Mesías prometido, el Unigénito del Eterno Padre, que estaba dispuesto a llevar sobre sí la incalculable carga de los pecados de toda la humanidad; pero eso no es todo--también tomó sobre sí todos nuestros pesares, todo nuestro duelo, y todas nuestras penas, para que él pudiera apoyarnos en todas nuestras aflicciones. Testifico también que por medio del evangelio de Jesucristo podemos todos nosotros regresar a vivir para siempre con el Padre y su Hijo con nuestras familias en felicidad y gozo sin fin, si perseveramos hasta al fin.

La manera en que vivo mi fe

Participo activamente en mi barrio de solteros, haciendo cualquier llamamiento que se me pide cumplir. Hice una misión en la misión de Harrisburg, Pensilvania, enseñando el evangelio a angloparlantes e hispanohablantes. Me gusta ir al templo cada semana para que pueda llevar a cabo las ordenanzas necesarias para los muertos que no tuvieron la oportunidad de participar de éstas en la vida mortal, y así se les otorga la salvación si la desean aceptar, porque creemos que todos tienen su libre albedrío y Dios no va a forzar a nadie que haga cualquier cosa que sea, sino que nos ofrece a todos nosotros la elección entre el bien y el mal, y por eso podemos escoger por nosotros mismos nuestro propio destino.