mormon.org Global
Parker Schnepf: misionero, tampico, mexico, estudiante, estados unidos, Mormón.

Hola soy Parker Schnepf

Acerca de mí

Bueno, pues tengo 23 años, soy de Arizona y he vivido aquí por casi toda mi vida. Soy el mas chico de 7 hermanos, o sea, soy el consetido de mi familia. Tengo 22 sobrinos, sí, leiste bien, 22 sobrinos, y cada uno es un gran gozo, los amo mucho. Amo bastante a mi familia, es la más importante para mi, y espero que en un día futuro voy a poder tener mi propia familia. Me encanta el baquetból, es mi pasion, pero también llegué a amar el futból mientras que servía en Tampico, México como un missionero. Servir como un misionero ha sido uno de las bendiciones más grandes que he tenido in mi vida, fue una gran oportunidad enseñar el evangelio a mis hermanos ahí en México, y también aprendí de la gente mexicana como poner el amor en práctica, ya que ellos realmente viven su fe y son unos de los mejores ejemplos que yo jámas he visto. Aprendí que estamos más contentos cuando estamos en el servicio de los demás. Actualmente estoy en la universidad estudianod la ingenería mecánica, y solo me falta un año para graduar con mi título. Después estoy planeando seguir con estudios más avanzados y entonces veremos adonde la vida me lleva!

Por qué soy mormón(a)

Mis padres me criaron en la iglesia, pero eso no es el motive porque soy miembro de la iglesia. Cuando yo tenía unos 13 o 14 años, llegué al punto donde realmente yo quería saber por mi mismo si las cosas que había aprendidio en la Iglesia eran verdaderas. Me di cuenta de que solo pensaba en Dios y en ser mormón los domingos en la capilla, y eso me molestaba, pues, ¿por qué no trataba de poner en práctica los principios del Evangelio durante el resto de la semana? Entonces por quizás la primera vez en mi vida, empecé a estudiar a fondo el Libro de Mormon, y luego oré, preguntando a Dios si era verdadero. Me sentí tan tranquilo en ese momento, casi como si mi alma quisiera volar y saltar de mi pecho, me sentí feliz, y supe sin duda alguna que el Libro de Mormom es verdadero, que Jose Smith fue un profeta verdadero, y que la Iglesia es verdadera. Además, soy mormon porque me hace feliz. Creemos que debemos esforzarnos cada dia a ser mejor, que debemos seguir el ejemplo de Jesucristo al servir y ayudar a los demás, y eso me ha ayudado bastante, y es un motivo porque soy mormon, porque yo quiero ser una persona mejor mañana de la que fui ayer.

Historias personales

¿De qué manera pueden sus propios talentos y dones bendecir a otras personas?

Dios nos ha dado a todos dones, talentos, y abilidades que nos hacen unicos, y luego El nos coloca en lugares y situaciones donde podremos ayudar y servir a los demas. Por ejemplo, yo he participado en grupos musicales que han utilizado sus talentos de cantar y bailar para juntar donaciones para personas necesitados. Hay muchas maneras que podemos servir. Si sabes de mecanica, puedes ayudar a otros a arreglar sus carros, o si sabes pintar, puedes echar la mano a un vecino cuya casa necesita una pintada. Mi hermana es una fotografa excelente y a menudo utiliza sus talentos para ayudar a personas tomar fotos familiares gratis. Mi hermano sabe mucho de la computadora, y varias veces me ha ayudado cuando yo he perdido alguna tarea o desarreglado mi compu. Lo importante es descrubrir tus talentos y pedir a Dios en oracion que te permita utilizar tus dones para el beneficio de los demas.

La manera en que vivo mi fe

La fe mormona es una fe activa, una fe que requiere que uno trabaja, presta servicio, y ayuda a los demás. Actualmente tengo la oportunidad de visitar a miebros de la iglesia en sus casas y estarles pendientes por si necesitan algún tipo de ayuda, sea espiritual o temporalmente. Espero tener muchas oportunidades de seguir prestando servicio en el futuro. Uno no puede entender el amor que Dios tiene para todos sus hijos sin sentir el deseo de ser mejor y esforzarse a bendecir a otros. Aprendí hace muchos años que uno no puede sencillamente ir a la iglesia los domingos y esperar sentir el espíritu de Dios, eso require mucho más, requiere que vivimos nuestra fe cada día de la semana. Vivo mi fe al estudiar las escrituras y orar al diario, al estrechar la mano de amistad a los que me rodean y tratar de ser una luz por alguién que quizás anda perdido en su vida. Me esfuerzo cada dia a ser mas como mi Salvador