mormon.org Global
Mara: estudiante, quimica, amiga, musica, converso, amor, Mormón.

Hola soy Mara

Acerca de mí

Soy estudiante de química y estoy haciendo la certificación de maestros de escuela secundaria. Amo enseñar porque es la mejor manera de aprender, me encanta la naturaleza, amo la música, los caballos, el arte, sobre todo el teatro. Amo a mi familia, son mi mayor bendición, y simplemente soy una persona que está agradecida por todo lo que Mi Padre Celestial me ha brindado.

Por qué soy mormón(a)

Cuando estaba en la escuela superior vi a una joven que era muy distinta a todas las demás, brillaba, era paciente, mansa, y su rostro reflejaba paz, aún cuando yo sabía, por otras personas, que ella estaba teniendo varias situaciones en su familia. A ambas nos gustaba el teatro así que estuvimos tomando clases juntas y nos hicimos amigas. Un día no aguanté la curiosidad y le pregunté cómo ella podía ser así en un mundo sin esperanza, y su respuesta fue sencilla: "Por que conozco a Jesucristo". Ese día hablamos de muchas cosas, y prácticamente la interrogué. Al finalizar nuestra conversación le dije "Yo quiero ir a tu Iglesia". Luego de varios días fui y conocía varios miembros, fue lindo ver el amor con que todos se trataban, ancianos, adultos, jóvenes y niños, todos parecían ser una linda familia. Ese sentimiento de tranquilidad con el que salí de allí me consumió tanto que tuve que regresar un domingo. Allí tomé una clase con otras jóvenes y la líder del grupo irradiaba tanta luz... fue grandioso. Regresé nuevamente y le pedí a los misioneros que me enseñaran allí porque mi mamá no estaba de acuerdo con que ellos fueran a mi casa. Comencé a aprender y me daba cuenta de que cada cosa que ellos me enseñaban, cada cosa que aprendía en las clases de las organizaciones, cada cosa que escuchaba a los miembros decir me sonaba tan familiar que sentía que ya mi corazón sabía esas cosas, sólo encontré personas que me lo recordaban. El espíritu me confirmó tan fuerte que tuve que orar y pedirle al Padre que me dijera si esas cosas eran ciertas, pero sobre todo que me dejara saber si el Libro de Mormón era cierto. Y fue tan linda la sensación que se grabó en mi corazón me testificó que Jesucristo es el Salvador del Mundo entero, no sólo del viejo mundo, y que había restaurado Su Evangelio para que cada ser que pisara esta tierra pudiera regresar a Su Presencia y a la del Padre. Se que esto es así y cada día lo confirmo al levantarme, cada día sé que Nuestro Padre nos Ama.

La manera en que vivo mi fe

Enseñaba a los adultos clases de las escrituras y luego tuve la hermosa oportunidad de enseñar a los jóvenes las mismas clases. Ellos son una gran bendición y nos enseñan a ser diligentes. Dirigí una Conferencia Especial para la Juventud del área caribe (EFY) y fue una hermosa experiencia donde los jóvenes nos mostraron cómo estar más cerca de Jesucristo y nutrieron nuestras almas. Me gusta tratar de hacer cosas con las organizaciones en que estoy para mostrarle a las personas que la humanidad llena de caridad es pura y especial. Es gratificante visitar a las hermanas que necesitan porque ellas son ejemplo de fe, porque aún en sus necesidades nos muestran su confianza en el Señor, y en que El a través de otras personas, incluso yo, contesta sus oraciones.