mormon.org Global
Esteban: Mormón.

Hola soy Esteban

Acerca de mí

Me considero un joven normal que ha vivido una vida muy feliz y lleno de aventuras. Yo soy el mayor de todos mis 6 hermanos. Tengo viente años y acabo de terminar la preparatoria. Terminé también con una diploma general de una universidad cerca de mi casa. Me encanta aprender. Todo nuevo conocimiento absorbo como esponja y todavía no he decidido que quiero hacer para mi carera, porque me gusta aprender de todo. Me encanta leer y entrar en las aventuras de otras personas. Me gusta jugar deportes de todos tipos. Me gusta ir con amigos al cine o a boliche. Me encantan juegos de mesa especialmente cuando los juego con mi familia. Amo a mi familia mucho y ellos siempre han estado allí para apoyarme. Me sorprende a veces que aún de los más chicos podemos aprender.

Por qué soy mormón(a)

Yo soy mormón porque siempre me he sentido bien en la iglesia. Como niño, me encantaba cantar y aprender por vídeos y relatos acerca de Dios. Me dio cuenta de la importancia de la iglesia en mi juventud. En los edades de 12 a 18 pienso es cuando Satanás trabaja lo más duro que pueda. Vi que muchas amistades agarraron cosas que no debía haber agarrado y que sus vidas se cambiaron por lo peor. Vi también en mis propias experiencias cuando no estaba haciendo las cosas que debía que mi vida fue más triste. Mi papá siempre nos decía, "Si están obedeciendo los mandamientos de Dios, no tiene ninguna razón para estar triste." Aprendí esta lección. Cada vez que he sentido verdaderamente feliz en mi vida reconocí que en estos momentos estaba haciendo las cosas bien. Sé que Dios vive y que nos bendice siempre por nuestra obediencia. A veces es difícil, a veces no es la cosa popular, pero siempre, siempre nos va a dejar más feliz en el fin. Por eso sigo en la iglesia. Por eso sigo obedeciendo a Dios. Una de mis escrituras favoritas explica que los que guardan los mandamientos de Dios serán bendecidos en todas las cosas, temporales o espirituales, y si ellos perseveran hasta el fin serán recibidos en el cielo, donde pueden disfrutar de un gozo perfecto y completo para siempre. Este evangelio nos ofrece la oportunidad de regresar y vivir con Dios y con nuestras familias. Esto es mi meta. Quiero esto, la bendición más grande que Dios nos puede dar, la Vida Eterna. No tengo ninguna duda en mi corazón, ni mi mente que este evangelio es verdadero. Sé que Dios nos ama y que Él es nuestro Padre Celestial. Sé que Jesucristo es su Hijo, y que Él verdaderamente vino aquí a la tierra para sufrir y morir por nuestros pecados y que nos puede perdonar si arrepentimos de nuestros pecados. Sé que las escrituras son las palabras de Dios a sus Hijos y sé que al seguir las cosas que nos enseñan podemos ser verdaderamente felices.

La manera en que vivo mi fe

Me siento muy agradecido para haberme nacido en la familia que me ha enseñado las cosas de Dios desde mi niñez. Durante toda mi vida he aprendido y llegado a conocer a Dios en una manera real y siento la necesidad de ayudar a otras personas llegar a saber lo que yo sé. El conocimiento de Dios nos ayuda más que solo saber como es Dios, nos ayuda entender lo que Dios quiere que hagamos. Trato de vivir mi vida en una manera que Dios quiere. Honrable, limpio, desinteresado, y dedicado. Hago a las personas lo que quiero que hagan a mi. Trato de entender y obedecer los mandamientos que nos da. Presto servicio en las oportunidades que me presenten y trato de hacer estas cosas siempre.