mormon.org Global
Rafael Molina: mormon, mormones, venezuela, Rafael Molina, estaca guacara, mision valencia, Mormón.

Hola soy Rafael Molina

Acerca de mí

Cuando uno comienza evaluar el tiempo, podríamos pensar en un antes y un después; tenemos que parar en algún evento de la vida, podríamos pensar en el día de mi matrimonio, el nacimiento de un hijo(a), tantas cosas… Pero hay decisiones con consecuencias eternas y para mí una de ellas fue haber aceptado el evangelio de Jesucristo y entrar en aguas bautismales un 24 de Marzo de 1996 y hacerme miembro de la Iglesia de Jesucristo de los santos de los últimos días. Decisión que marco mi vida y mis eternidades en un antes y un después.

Por qué soy mormón(a)

El hecho de ser mormón para mí es un privilegio, luego de años de búsqueda de la verdad, leer muchos libros, asistir a muchas iglesias, cultos, religiones, etc. Y luego estar parado frente a todas las dudas que llegaron a mí sobre la Iglesia de Jesucristo de los santos de los últimos días, y una mente carnal de 33 años, orgullosa y de corazón duro. Ver y sentir la gran influencia del espíritu de Dios, testificar las verdades con gran poder, doblegando cualquier sabiduría de hombre… fue un privilegio sentir las dulces verdades testificadas por el espíritu, verdades como que Jose Smith fue y es un profeta del Señor, que el Libro de Mormón es la palabra de Dios, que Thomas S. Monson es el profeta actual, y que la iglesia es el reino de Dios aquí en la tierra.

La manera en que vivo mi fe

La manera en que vivo mi fe es por medio del aprendizaje continuo de principios eternos con la aplicación diaria en mi vida. Cuando ya uno no es tan joven suele meditar en tiempos pasados, errores cometidos y uno se encuentra frente a las grandes promesas del evangelio, tu herramienta principal es la Fe, el creer en las cosas que no has visto, tener la fuerte certeza que son ciertas y que llegarán algún día. Los fuertes sentimientos provenientes del Espíritu de Dios nos reafirman que estamos en el camino, en la verdad. Solo debemos cumplir los mandamientos y esforzarnos por ser auténticos seguidores de Cristo.