mormon.org Global
Dalton Habecker: Escultismo, Converso, Oaxaca, Dubstep, Aventura, El aire libre, Mormón.

Hola soy Dalton Habecker

Acerca de mí

Mi pasión está en las fronteras de la naturaleza! Me encanta andando en las montañas, ciclismo de montaña, escaladando las rocas, carreras de aventura, deportes de disparar, y todo lo que implica estar en el aire libre! Me siento orgulloso de ser todavía un Boy Scout! Yo tengo mi condecoración Águila y el Bronce, Oro, Plata y Ranger en Venturing. Estoy profundamente involucrado en la música y me encanta tocar el contrabajo y el bajo eléctrico. Los tiempos y los ritmos de dubstep, Korn, Old School Hip-Hop, y Funk son tan inspiradores! También me encanta trabajar con mis manos hasta el punto en que he tenido la bendición de participar en muchos competencias de SkillsUSA lo largo de mis años de la prepa, incluyendo Estado y Nacionales. Tuve la suerte de trabajar para una compañía eléctrica en mi ciudad natal durante poco más de un año. Crecí en lo que podríamos llamar un hogar roto. El divorcio, gritando, peleando, órdenes de restricción, los padres en la cárcel, y he visto todos los vicios y adicciones malas que vienen con él. He tenido padrastros, ex-padrastros, hermanastros, hermanos, medio hermanos y todo lo que se puede imaginar. Aún después de todo eso, creo que lo he vencido. He sido llamado a servir al Señor en una misión a Oaxaca, México. Cuando regrese, tengo la intención de estudiar todas las cosas que puedo para ser un Boy Scout profesional/maestro del escultismo y para iniciar una familia!

Por qué soy mormón(a)

Me uní a la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días a la madura edad de 9. Todo comenzó cuando dos misioneras llamaron a mi puerta. Mi padre, siendo un miembro menos-activo decidió que era la hora de un cambio en nuestras vidas. Él las dejó entrar, hablamos por un rato, y nos dejaron saber cuándo y dónde nuestro barrio o zona se reunieron en la capilla. Mi padre fue unas veces sólo para que "échale un vistazo." Finalmente, nos llevó a mi hermano y yo con él a la capilla un domingo y me encantó el espíritu que sentí tanto que me agarrara. Todo de la iglesia tenía sentido para mí, y todavía lo tiene, como nuestro Padre Celestial tiene un plan específico para nosotros, como tenemos que la oposición en la vida para crecer y progresar, por que todavía necesitamos profetas, apóstoles, y la autoridad, y todo lo demás. Fui bautizado poco tiempo después por mi padre quien en este tiempo regresó a la iglesia. Si usted se considera un pensador o una persona inteligente, como yo mismo, La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días tiene sentido! Desde el día que conocí a las dos misioneras, y no sólo sabía que era verdad en mi cabeza, pero también lo sentía en lo más profundo de mi alma, agarré a el evangelio y ahora queiro compartir este mensaje de paz con todo el mundo!

Historias personales

¿De qué manera han contestado sus oraciones?

Estoy extremadamente agradecido por la oportunidad que yo tengo para hablar con mi Padre Celestial cada día. Testifico que Él contesta mis oraciones específicas porque Él me ama. Las respuestas a mis oraciones no siempre vienen en la manera o en el tiempo que yo las quiero, pero cuando yo le pido o le hago una pregunta con un corazón sincero y abierto, y con verdaderas intenciones a actuar sobre lo que recibo, ¡mi Padre Celestial me contesta! Muchas personas piensan que puesto que no he tenido una visión, tenido sueños, o escuchado a una voz de los cielos, que mi oraciones no han sido contestadas. Mis respuestas vienen de estudiar las escrituras, escuchar las voces de los profetas y las experiencias de otras personas, y mas que nada, vienen de los pensamientos y los sentimientos que el Espíritu Santo pone en mi mente y en mi corazón. Mi Padre Celestial me da la inspiración y la revelación, respuestas a preguntas específicas, que yo necesito cada día para poder vencer las pruebas que se ponen en mi camino. Él me ayuda día tras día y sé que te puede ayudar a ti también. Él te ama y te quiere ayudar. Entonces, solamente, "pide, y recibirás; llama, y se te abrirá; porque el que pide, recibe; y al que llama, se le abrirá," 3 Nefi 27:29.

La manera en que vivo mi fe

Yo vivo mi fe tratando de seguir al ejemplo que Jesucristo nos dejó. Mi papá siempre me ha dicho, ¨mira uno, haz uno, enseña uno. ¨ He visto el ejemplo que Cristo ha puesto para mí y estoy tratando de hacerlo parte de mi vida mediante la enseñanza a los demás a través de mis palabras y mis acciones. Yo vivo mi fe al confiar en nuestro Padre Celestial, en sus sagradas escrituras, y en las enseñanzas de sus siervos, los profetas y los apóstoles más y en mi propio brazo, el conocimiento y las habilidades que tengo un poco menos día con día.