mormon.org Global
Jeff: Organista, Misionero, Baile, Familia, Mormón.

Hola soy Jeff

Acerca de mí

Yo soy de Utah en los Estados Unidos. Me encanta la música de todas formas. Me gusta tocar el órgano, bailar a la mùsica jazz, y escalar montañas.

Por qué soy mormón(a)

Yo soy miembro de la Iglesia de Jesucristo desde mi niñez. Tengo una familia buenísima y sin ellos mi vida sería incompleta. Mis padres me enseñaron desde chiquito a obedecer los mandamientos de Dios. Sin embargo, no soy miembro de la Iglesa sólo por parte de mis padres. Para mi es muy fácil ver que todas las buenas cosas que tengo en mi vida, las tengo por haberme criado en el Evangelio. De igual manera, todos los problemas que veo en el mundo son problemas que se pueden evitar si seguimos los mandamientos y escuchamos a los profetas de Dios. La iglesia y el Evangelio son las herramientas que Dios tiene para mejorar la vida humana. Me han ayudado a mí y sé que pueden ayudar a todas las personas. El Libro de Mormón es la evidencia de que Dios ha restaurado la Iglesia de Jesucristo, y puede ayudarnos a convertirnos en discipulos de Jesucristo.

Historias personales

¿De qué manera podemos desarrollar mayor armonía en nuestro hogar?

"La felicidad en la vida familiar tiene mayor probabilidad de lograrse cuando se basa en las enseñanzas del Señor Jesucristo." Esas son las palabras de una declaración oficial de la Iglesia que habla de la importancia de la familia en el plan de Dios. Como misionero, visito a muchas familias, y se puede notar el cambio que sucede cuando la familia empieza a orar juntos. Es una práctica que ha ayudado a mi propia familia y sé que puede ayudar a cualquier familia.

La manera en que vivo mi fe

Me encanta enseñar el Evangelio, y lo bueno es que lo hago todos los días. Tengo el privilegio de servir como misionero de la iglesia. Todos los días, salgo con mi compañero para visitar a las personas en su casa y enseñarles. Enseñar el Evangelio es algo increíble, porque las Escrituras siempre tienen las respuestas. Cuando alguien tiene una duda y vamos al Libro de Mormón y a la Biblia, siempre encontramos la respuesta. Me encanta ver el gozo que tienen las personas cuando encuentran las respuestas a sus preguntas y cuando experimentan el gozo del Evangelio. Además de enseñar, también tengo la opurtunidad de compartir mis habilidades como músico. Ya que nadie en la iglesia recibe pago por sus labores, yo doy de mi tiempo y toco el órgano en los servicios de los domingos. Es bonito cuando todos cantan. Creo que Dios nos dio la música porque es una muy buena manera de sentir el Espíritu. Y cuando estamos en la iglesia cantando, sentimos una gran paz.