mormon.org Global
Shanir: Soy Peruano, Esposo y padre, Ingeniero de Sistema, Cantante amateur, Soy Mormón, Mormón.

Hola soy Shanir

Acerca de mí

Soy ingeniero de sistemas. Estudié mi carrera en mi ciudad natal, Trujillo. Siempre me apasionaron las computadoras desde la adolescencia, las primeras PCs aparecieron cuando estaba en el colegio y, aun desde esa época me he sentido conectado con la tecnología. Mi otra pasión es la música y el canto, no toco un instrumento profesionalmente, pero me gusta cantar. Tuve la oportunidad de participar en el 2012 en un concurso de canto e imitación en la televisión de mi país, Perú. Esta experiencia fue excelente ya que me permitió conocer el talento de tanta gente y como se desenvuelven dentro de un escenario. Estoy felizmente casado con una esposa maravillosa y tenemos cuatro hijos. De hecho, todo lo que he logrado y en lo que me he convertido ha sido gracias al empuje, el animo y el apoyo de mi amada esposa. Ella se ha convertido en el ancla de mi vida, sobretodo ha sido mi apoyo permanente en los momentos mas difíciles de mi vida cuando me diagnosticaron ceguera parcial. Me encanta estar con mis hijos, ayudarles en sus proyectos y escucharlos. Actualmente me dedico a hacer proyectos relacionados al Internet y aplicaciones web y a disfrutar del canto en mi pequeño estudio de grabación en casa. En mis ratos libres, me dedico a la lectura y a navegar por el ancho mundo del Internet en búsqueda de sano conocimiento.

Por qué soy mormón(a)

Cuando tenía 17 años, un vecino me presentó a un par de misioneras, ellas me invitaron a una Conferencia de la Iglesia, ese fue el primer contacto que tuve con la iglesia. En la conferencia, me sentí muy motivado por los mensajes que escuché. Yo siento que el Señor estaba preparando un camino para mí, ya que unos meses antes que mi vecino me presentara a la misioneras, empecé naturalmente a buscar a Dios por mi propia voluntad. Iba a consultar a ministros religiosos acerca de Dios y estaba buscando respuestas para mi vida; sin embargo, nunca antes había escuchado o sentido interés por la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, a pesar que pasaba por uno de sus centros de reuniones cerca a mi casa en mi ruta al colegio cuando era niño y adolescente. Cuando las misioneras me invitaron a leer, meditar y orar sobre si el Libro de Mormón era verdadero, yo lo hice con mucha sinceridad y deseo de tener una respuesta. El Señor me dio la respuesta a través del Espíritu Santo. Ahora, yo sé que es verdadero y soy feliz de conocer este evangelio que me da mucho gozo. Sé que Cristo es mi Salvador y percibo su mano milagrosa todos los día de mi vida. Soy feliz de ser mormón.

La manera en que vivo mi fe

En la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Ultimos Días tenemos muchisimas oportunidades de servir en llamamientos. He sido bendecido con la oportunidad de servir como lider de los jovenes, en la escuela dominical y visitando a personas en sus casas. Todas estas oportunidades han fortalecido mi testimonio y mi fe en el Señor Jesucristo. Para mí, no ha habido mejor forma en que el Señor me ha protegido y ayudado cada día de mi vida. El leer las escrituras permanentemente me ayuda a conocer más a mi Salvador Jesucristo y a recibir inspiración diaria sobre lo que el Señor desea que haga en mi vida. Con mi esposa y mis hijos, cada lunes compartimos una reunión espiritual y de esparcimiento en la casa. Esto nos ha permitido estrechar nuestros lazos familiares y conocer más a nuestro Dios. Cuando oro siento que estoy hablando con Dios, le hablo como si estuviera conversando con mi esposa o con uno de mis hijos. Esta experiencia siempre ha sido muy fortalecedora y he visto y sentido Su mano poderosa en respuesta a mis oraciones permanentemente en mi vida.