Omitir navegación
Chatee Con Nosotros

Chatee con nosotros

Su privacidad es importante para nosotros. Por favor, lea nuestras Normas de privacidad.

Si lo desea, también puede hablar por teléfono con un misionero. Por favor, llame al: 1-877-222-2022 (sólo en EE. UU. y Canadá).

¿Cómo son las mujeres mormonas? ¿Creen los mormones en la igualdad entre hombres y mujeres?

Respuesta oficial

Como lo enseñó el apóstol Pablo: “Pero en el Señor, ni el varón es sin la mujer, ni la mujer sin el varón” (1 Corintios 11:11). A la vista de Dios, en la relación del matrimonio los hombres y las mujeres son de igual importancia.

Por designio divino, el padre debe presidir la familia con amor y rectitud y es responsable de proveer las cosas necesarias de la vida a su familia y de proporcionarle protección. La madre es principalmente responsable del cuidado de sus hijos. En estas responsabilidades sagradas, el padre y la madre, como compañeros iguales, están obligados a ayudarse el uno al otro. (Tomado de “La Familia: Una Proclamación para el Mundo” que fue escrita por doce apóstoles modernos bajo la inspiración del Señor.)

Ambos padres deben participar en el cuidado y la disciplina de los hijos. Es importante ponerse de acuerdo en cuanto a las metas familiares y estar dispuestos a trabajar con los hijos para lograrlas. Si los padres no están en armonía y no se respetan mutuamente, los hijos pueden llegar a confundirse y perder la confianza en los padres. Los padres deben estar unidos y estar íntimamente involucrados en la crianza de sus hijos.

  • El hombre no es mayor que la mujer, ni la mujer mayor que el hombre. En el Plan de Salvación de Dios, el hombre y la mujer se complementan el uno al otro. Cada uno de ellos tiene roles divinamente inspirados. El padre es quién dirige amorosamente el hogar y provee lo necesario para una estabilidad. La madre es quién amorosamente cuida a sus hijos y presta apoyo a su marido. Es necesario que cada cónyuge cumpla su rol para que la familia pueda progresar. Siempre bajo la guía del Señor. La mujer Santa de los Últimos Días (mormona) aspira a ser pura, casta, humilde, llena de rectitud, siendo una fuente de caridad constante y seguidora fiel de nuestro Señor Jesucristo. Mostrar más

  • Los hombres y las mujeres somos iguales ante Dios ya que el no hace accesión de personas todos tenemos un plan en el cual uno necesita de las mujeres y ellas de nosotros ya que los dos forman parte del plan de la felicidad y son los matrimonios los ejes centrales de esta organización que Jesucristo hizo en el mundo Mostrar más

  • Las mujeres mormonas son simplemente joyas. Son puras, virtuosas, talentosas, y saben liderar. Las mujeres tienen una parte importantísima en el progreso de la Iglesia. Nuestro Padre Celestial se vale mucho de las atributos y habilidades de Sus hijas para lograr el bien entre todos Sus hijos sobre la tierra. Creemos que ni el varón es sin la mujer, ni la mujer sin la varón. Creemos que ambos sexos juegan papeles importantes e indispensables. Pero, créame... las mujeres mormonas no tienen igual. Mostrar más

  • Las mujeres tienen la misma importancia de los hombres en la iglesia. La iglesia enseña mucho de la importancia de las familias. Creemos que las mujeres y los hombres tienen responsibilidades diferentes en sus familias y tambíen en la iglesia pero los dos son muy importantes. Respetamos a las mujeres mucho en la iglesia por que como hombres tenemos un gran necesidad por los mujeres Mostrar más

  • Las mujeres de la iglesia son exelecentes personas poque todo el tiempo estan pensando como pueden estar mas cerca de dios y de sus esposos es muy tierno ver que muchas parejas llegan a ancianos y siguen teniendo el mismo amor . Porque el amor entre de hombre y mujer exciste y es tan verdadero como Dios y Jesus . Mostrar más

  • Las mujeres mormonas son maravillosas. He podido aprender de ellas infinidad de cosas, son una extensión del amor de Dios, son un reflejo de la caridad, bondad y ternura de Cristo. Las mujeres mormonas saben cuan importante es su papel en el plan de Dios; se entregan a su hogar y a su familia, saben lo esencial que es su responsabilidad al guiar, educar y amar a los hijos que Dios les confía, lo valioso que es su apoyo, amor y motivación para sus compañeros eternos, sus esposos. Algunas de ellas no solo trabajan dentro del hogar sino también afuera, pero sin descuidar su principal función como madres y esposas. Se reúnen regularmente para aprender la una de la otra, se visitan unas a otras, se escuchan y están siempre dispuestas a compartir lo que tengan con sus hermanas en la fe. Las mujeres y los hombres somos hijas e hijos de Dios, pero cada uno tiene cualidades, capacidades y responsabilidades o roles diferentes, pero que maravillosamente se complementan y hacen juego de manera que juntos pueden alcanzar el potencial divino que Dios les ha dado. Mostrar más

  • En esta iglesia dan importancia tanto al hombre como a la mujer.Se complementan y sin uno no es dada otro. El padre Celestial nos ama a los dos por igual que a creado responsabilidades que se complementan uno con el otro. Mostrar más

  • Somos mujeres especiales e integras, preocupadas por enseñar el evangelio a las demás personas con nuestro ejemplo, nuestra virtud brilla en nuestro andar. Como madres somos las responsables de enseñarles a nuestros hijos el evangelio y las promotoras de lograr una familia que viva en armonía con metas celestiales que nunca nos separe. En el Señor , ni el varón es sin la mujer, ni la mujer sin el varón, trabajamos en unión con nuestros esposos por lograr la exaltación y por vivir justamente en esta tierra. Somos el apoyo de nuestros esposos, y ellos el nuestro. No somos iguales, porque cada uno tiene una cualidad divina distinta, pero dentro de la familia trabajamos en igualdad y unión cumpliendo cada uno con sus responsabilidades y viendo cada cual por el bienestar de los hijos. Mostrar más

  • Las mujeres mormonas son diferentes son amorosas, son serviciales, son talentosas, son estudiosas, son autosuficientes, son amables, son cuidadosas del hogar, se preocupan por servir a los demás, aman servir e la iglesia y prestar servicio por doquier, son dedicadas a la oración, son respetuosas, son modestas, apoyan a sus padres, hermanos(as), esposo, hijos en sus actividades dentro y fuera de la iglesia. Creemos que todos somos hijos de Dios por lo cual es nos ama por igual, tenemos als mismas oportunidades de poder recibir muchas bendiciones, de poder crecer en potencial y talentos, poseemos la misma naturaleza divina al ser hijos de un Dios, ambos, hombres y mujeres somo capaces de criar y enseñar en la familia como esposos legitimamente casados.Tenemos las mismas oportunidades de poder brindar servicio en la iglesia y fuera de esta. Mostrar más

  • Claro que creemos en la igualdad entre hombre y mujeres, para el Señor ambos son de vital importacia en su plan. También creemos que ambos tienen diferentes responsabilidades de acuerdo a sus caracteristicas divinas. Mostrar más

No hay resultados