mormon.org Global
Lynn: Antropología, Fotografía, estudiante, Misión, Mormón.

Hola soy Lynn

Acerca de mí

Nací en el sur de Chile, por lo que me encantan los paisajes y la naturaleza. Además disfruto mucho de la lectura y el estudio, la fotografía y el andar en bicicleta. Tengo el talento del canto, y el de hablar y escribir el inglés con fluidez. Me encantan los idiomas, las culturas del mundo y sus costumbres por lo que escogí una carrera universitaria que me ayudara a estudiarlas: la antropología. Me bauticé a los ocho años en la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días. A partir de ese momento, he podido progresar y obtener mis respuestas y testimonios personales de la veracidad de la Restauración del Evangelio de Jesucristo. Por todas estas cosas, ¡soy feliz!

Por qué soy mormón(a)

Me bauticé a los ocho años de edad en la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días. Siendo una niña sentía que todo lo que aprendía era bueno y me gustaba participar de las actividades y las clases que se preparaban para nosotros. A medida que fui creciendo, tuve que poner a prueba y saber por mi misma si las cosas que mis padres me habían enseñado eran verdaderas, y si realmente había sólo "un" Evangelio y "una" Iglesia. Cuando vinieron las pruebas, penas y dificultades de mi vida comencé a sentir que aquellas cosas aprendidas tomaban sentido y que sí eran ciertas; que había un Plan y que yo podía participar de las bendiciones de Dios si me esforzaba por guardar los mandamientos. Al leer el Libro de Mormón con verdadera intención, comencé a tener sentimientos de paz y gozo pues éste testificaba de Cristo como un Salvador de la humanidad. ¿Por qué he decidido perseverar con el Evangelio de Jesucristo en Su Iglesia restaurada? He recibido respuestas a mis preguntas del alma y consuelo en mis miedos. Dios realmente escucha a sus hijos e hijas porque Él me ha escuchado a mi: cumple mis sueños, me ayuda a perseverar cuando los tiempo son difíciles, bendice a mi familia cuando todo lo que yo puedo hacer por ellos es orar. Por sobre todo, el Evangelio Restaurado de Cristo me ayudar a tener fe y esperanza en volver a la presencia de Dios siendo limpia de mis pecados, fortalecida de mis debilidades y digna de recibir las bendiciones prometidas a quienes hacen convenios sagrados con Él. ¡El Evangelio ha sido restaurado! Hay profetas hoy tal como lo habían en la antigüedad. El poder y la autoridad de Dios está nuevamente en la Tierra. Lo mejor de todo es que todos pueden comprobarlo por si mismos. ¿Te darás esa oportunidad?

La manera en que vivo mi fe

Me esfuerzo por estudiar las Escrituras diariamente, orar y tomar buenas decisiones que me acercan más al Padre Celestial. Además ¡Me encanta trabajar en la Iglesia! Sobre todo me gusta enseñar el Evangelio de Jesucristo. Siento que al servir a los demás también yo he sido bendecida al recibir paz, amor, comprensión, perdón y fortaleza del Señor. Sé que nuestro Padre nos conoce tan perfectamente que nos bendice en las cosas grandes que necesitamos, ya sea de profunda importancia espiritual como así también los detalles de cada día. ¡Somos importantes para Él!